Ir al contenido ↓ Ir al menú ↓


Búsqueda

Seleccione el tamaño de letra que desea para la página:


Martes

28

de marzo de 2017


Discurso de investidura

saludoQueridos vecinos y vecinas de Conil, estimados compañeros y compañeras de corporación, amigas y amigos.

Me permitirán que inicie mi discurso de toma de posesión exteriorizando la emoción que siento tras haber sido elegido alcalde. En esta emoción se mezclan sentimientos y sensaciones muy variadas y fundamentalmente de gratitud, de satisfacción y de una enorme responsabilidad.

De gratitud, porque quiero comenzar agradeciendo a todas aquellas personas que confiaron en mí y en mi fuerza política, pero también quiero mostrar mi gratitud a todas aquellas personas que legítimamente confiaron en otros grupos políticos. Mi obligación, desde el momento que he sido nuevamente investido Alcalde, es actuar y ser el Alcalde de todos los conileños y conileñas, independientemente de la opción política que cada uno elija.

También mi agradecimiento a todas las personas de mi partido que han hecho que hoy esté aquí sentado, a mis padres, a mi mujer, a mis hijos, a mis hermanas, y a todas las personas que me quieren. La felicidad que hoy siento quiero compartirla con todos ellos.

Tampoco me quiero olvidar de los compañeros de Corporación durante estos cuatro años, que ya no están aquí sentados y que han puesto todo su empeño y esfuerzo constante trabajando por Conil.

Quisiera felicitar también a todos los concejales y concejalas de la Corporación que hoy se constituye. Independientemente de la candidatura de la que formáramos parte y de la adscripción ideológica de cada uno, los conileños y conileñas nos han encomendado a todos y cada uno de nosotros una importante tarea: trabajar por nuestro pueblo, por su presente y por su futuro. Estoy completamente seguro que cada uno de nosotros, desde el lugar que nos corresponda por el mandato de los ciudadanos, nos dejaremos lo mejor de nosotros mismos para no defraudar este importante caudal de confianza.

Pero como he dicho al inicio, siento hoy una enorme responsabilidad. Una responsabilidad concreta y directa ante todos los ciudadanos -los que nos han votado y los que no-, que esperan de su alcalde y del equipo e gobierno más hechos que palabras, más soluciones que conflicto y sobre todo más esperanzas.

Creo que la gestión pública honesta debe llevarse a cabo desde unos principios muy concretos. Unas convicciones en las que creo profundamente, y con los cuales, la gestión municipal alcanza su verdadera naturaleza y dimensión de servicio público a la sociedad y a la ciudadanía. Estos principios son: el trabajo incansable, el diálogo permanente y la cercanía a los verdaderos problemas de los ciudadanos y ciudadanas. Sin estos tres pilares, sin la coherencia y compromiso con la ideología que nos hace luchar por ellos y, fundamentalmente, sin nuestro afán por trabajar siempre de forma decidida, nuestro cometido en el Ayuntamiento no tendría sentido.

Cervantes puso en palabras de Don Quijote:

“Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho;
los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones;
nuestro enemigo más fuerte, el miedo al poderoso y a nosotros mismos;
la cosa más fácil, equivocarnos;
la más destructiva, la mentira y el egoísmo;
la peor derrota, el desaliento;
los defectos más peligrosos, la soberbia y el rencor;
las sensaciones más gratas, la buena conciencia,
el esfuerzo para ser mejores sin ser perfectos,
y sobre todo, la disposición para hacer el bien
y combatir la injusticia dónde quiera que esté”.

Sin duda, hoy es un día “hermoso” en mi vida y en las de los que me acompañan en esta nueva andadura, y tenemos que sentirnos como el ilustre hidalgo, consciente de las dificultades, pero también consciente de cuál es nuestra tarea. Como él, debemos poner todo nuestro empeño en hacer de nuestro mundo un lugar más justo y solidario, porque no es loco el que cree en una idea justa y la defiende, loco es el que no intenta luchar contra la injusticia cuando cree no le afecta o se conforma cuando le perjudica. Nosotros y nosotras no nos conformamos y con vosotros al frente de esa lucha, Conil será siempre un modelo de cómo se logra el bienestar y el desarrollo, cuando es el compromiso de todo un pueblo, sin conformismo ni derrota.

Centrándome ahora en el proyecto político me gustaría apuntar una serie de cuestiones importantes:
La participación ciudadana se constituye en el eje vertebral y transversal de nuestro proyecto político que se fundamenta en el convencimiento de que a mayor participación, mayor calidad democrática. La participación como instrumento de democracia real, de transformación social, de inclusión, de afección al entorno y como instrumento de profundización y radicalización de la democracia, es un principio irrenunciable para una fuerza política de izquierdas, por ello pondremos en práctica políticas para:
Lograr la implicación de la ciudadanía en nuestro proyecto de ciudad o municipio y en la gestión de nuestras políticas locales.
Situar en el centro de la política, en el diseño y en la toma de decisiones, a la ciudadanía.
Construir de forma participada un modelo de ciudad justa, sostenible y democrática.

Para lograrlo nos comprometemos a seguir fomentando y reforzando los consejos Sectoriales sobre las diferentes políticas locales, como el consejo económico y social, de salud, juventud, cultura, medioambiente... y seguir con los presupuestos participativos mejorando los recursos materiales y humanos para llevarlos a cabo.

En una verdadera democracia sólo es posible una auténtica participación por parte de la ciudadanía si ésta puede acceder en igualdad de condiciones a todo tipo de información que se encuentre en poder de cualquier autoridad pública o de cualquier entidad privada que realice funciones públicas. La información de las instituciones públicas debe ser accesible a los ciudadanos y, al mismo tiempo, las instituciones deben ser proactivas en el ofrecimiento y puesta a disposición de esa información para los ciudadanos. Por lo tanto, nos comprometemos a regular el acceso a la información municipal a través de la ordenanza de transparencia que se elaborará con participación ciudadana.

Es importante recalcar el papel esencial de los Servicios Públicos, como factor de corrección de desigualdades y garantía de los derechos sociales, económicos y culturales de la ciudadanía. Sin unos Servicios Públicos universales, eficaces, participados y de calidad, no es posible la realización de políticas públicas que posibiliten la prestación efectiva de dichos derechos.

Este seguirá siendo un ayuntamiento comprometido con la Igualdad, con el Bienestar, con la Integración, la Cohesión Social, apostando por unos servicios sociales fuertes. Un Gobierno local que apueste de forma decidida por la Educación y el Conocimiento. Un Conil emprendedor y tecnológico que sepa escuchar y responder eficientemente a las demandas de sus empresarios y comerciantes.

Comprometo todo mi esfuerzo y toda mi capacidad en continuar fortaleciendo el papel de nuestro Ayuntamiento como principal agente dinamizador económico y social en el Municipio. Por ello, uno de nuestros retos y desafíos en esta nueva legislatura son, entre otros, el desarrollo económico sostenible de Conil, para crear condiciones favorables en la creación de empleo. Incentivando y coordinando a los agentes sociales para utilizar adecuadamente nuestros recursos naturales y nuestro capital territorial.

Considero importante también que las urgencias del presente no nos deben impedir mantener una mirada a más largo plazo y seguir avanzando hacia los grandes objetivos marcados por el plan estratégico 2015-2025 para seguir avanzando hacia una ciudad planificada, sostenible, innovadora, socialmente cohesionada y bien posicionada.

No podemos pensar ni por un momento que en el ámbito turístico todo está conseguido, al contrario, y mucho más en una sociedad globalizada donde hay que estar continuamente adaptándose a las nuevas demandas del turista. Seguiremos apostando por un turismo respetuoso con el territorio, impulsor del desarrollo local y seguiremos estableciendo estrategias de colaboración con otros municipios e instituciones. Y sobre todo, un desarrollo turístico orientado a que la ciudadanía sea la beneficiaria, que la riqueza que genere se quede y repercuta en Conil, que sea una actividad rentable, pero sobre todo socialmente sostenible y generadora de empleo.

Los conileños y conileñas nos han otorgado la mayoría, pero soy un convencido de la importancia de que existan consensos básicos, así como el debate político asentado en la lealtad y exento de demagogia. Y es que creo firmemente que el debate y la discusión de puntos de vista contrapuestos es la base de la democracia. Un principio que adquiere especial relevancia en el municipio. En palabras de Ortega y Gasset: “la ciudad es ante todo plaza, ágora, discusión, elocuencia”. Y no os quepa duda que apostaré por un Ayuntamiento abierto, que escuche y dialogue con las diferentes opciones políticas, y que anteponga el bienestar de los ciudadanos a las discrepancias ideológicas.

Para cuanto he manifestado, señoras y señores Concejales es imprescindible su colaboración, leal y constructiva. Aquí, públicamente se la solicito, pues circunstancias sin duda difíciles hacen que como nunca antes la unidad en torno al bien común marque esta nueva legislatura por encima de cualquier interés partidista. Cuento también como Alcalde con la eficaz y comprometida labor de los trabajadores públicos de este Ayuntamiento, a los que agradezco, tanto su trabajo en el pasado como el que a lo largo de los próximos cuatro años desempeñarán, porque únicamente su responsabilidad laboral es la garantía de conservar y acrecentar los servicios públicos que todos y todas disfrutamos.

Concejalas, Concejales, vecinas y vecinos, la mayor de las honras que un ciudadano puede alcanzar es, poner al servicio de su comunidad su compromiso y su esfuerzo con todos, por todos y para todos, desde la confianza que éstos nos otorgan. Por ello con honor y con orgullo recibo la responsabilidad de ser vuestro Alcalde, de ser quién representará a lo largo de los próximos cuatro años a los vecinos y vecinas de Conil. Vamos a trabajar para ser dignos de la suerte que tenemos de representar a todos y a cada uno de los conileños y conileñas. La suerte de ser de Conil, y para mí hoy, la suerte y el orgullo de ser Alcalde de mi pueblo. Trabajaré para liderar el proyecto colectivo que es Conil, y lo haremos escuchando a todos y a todas, estando al lado de las personas, de sus problemas, de la gente.

Gracias a todos, gentes de bien, por vuestra confianza, muchas gracias.
 


Información de contacto

Ayuntamiento de Conil de la Frontera
Plaza de la Constitución, 1
CP 11140 - Conil de la Frontera (Cádiz)

Ir al comienzo ↑