EL AYUNTAMIENTO DE CONIL PRESENTA LOS TRABAJOS REALIZADOS DIRIGIDOS A LA REDACCIÓN DE LOS PLANES ESPECIALES DE ADECUACIÓN AMBIENTAL EN EL DISEMINADO

Este jueves, el alcalde de Conil, Juan Bermúdez, junto a la concejala de Urbanismo, Mari Carmen García Caro,  y el técnico de la empresa contratada por el ayuntamiento Agua y Territorio, Antonio Figueroa, han presentado la estrategia en la que se está trabajando para hacer frente a la problemática de las edificaciones irregulares del diseminado a través de la redacción de los planes especiales que el decreto de la Junta de Andalucía 3/2019 de 24 de septiembre ofrece como una posibilidad de dotación de servicios y regularización de las viviendas en el diseminado conileño. Según ha manifestado el técnico de la empresa contratada, esto coloca al Ayuntamiento de Conil como pionero en Andalucía a la hora de aplicar dicho decreto.

Desde la mesa de trabajo han señalado que antes de comenzar con los procesos ha sido importante delimitar los ámbitos en los que se puede aplicar el decreto. En este sentido, Antonio Figueroa ha señalado 36 ámbitos del municipio en los que se pueden implementar dichos planes. La idea del Ayuntamiento, según ha manifestado la concejala de Urbanismo, es abordar en su conjunto dichos ámbitos para dilatar lo menos posible en el tiempo este complejo proceso y no perjudicar así unas zonas sobre otras.

Tras un año de trabajos y decisiones sobre cada ámbito, la concejala de Urbanismo ha señalado que espera poder presentarlo pronto en pleno. “Entendemos que es una estrategia ambiciosa, pero desde el Ayuntamiento de Conil no queremos mirar hacia otro lado y tenemos la intención de conseguir que esto prospere, para lo cual necesitaremos la implicación de la Junta, junto a los otros dos municipios del litoral de la Janda, con los que el alcalde ya ha mantenido contacto. Hemos pedido ya cita para ello y esperamos pronto tener noticias”, ha declarado Mari Carmen García Caro.

También, se ha mencionado que dentro de la estrategia global de resolución de los problemas del diseminado relacionados con las edificaciones irregulares, hay otros aspectos más que deben ser tratados y no pueden ser abordados como planes especiales. Por un lado, se está trabajando con un arquitecto externo sobre el plan especial de Barrio Nuevo y El Colorado, con el fin de que se le dé a la zona la gestión urbanística y delimitar cuáles van a ser los viarios, las infraestructuras necesarias o los servicios y definir las determinaciones urbanísticas en cuanto a edificabilidad, etc.

Respecto a los asentamientos urbanísticos que requieren una modificación puntual del PGOU, la concejala ha anunciado que "ya están redactados tanto los pliegos técnicos como jurídicos para proceder a la licitación de una asistencia técnica que haga todo el documento de planeamiento. Una licitación estimada en 250 mil euros aproximadamente”. En este sentido, se pretende llevar una modificación presupuestaria próximamente para la incorporación de remanente de tesorería, y donde irá esta cuantía.

También, se ha hecho mención a la importancia de los AFOS como herramienta de regularización de las viviendas en el campo, tanto desde un punto de vista de la seguridad jurídica como desde un punto de vista medioambiental.

Por su parte, el alcalde pide contar con el apoyo y la ayuda de otras administraciones como la Junta de Andalucía en este camino que ha calificado de largo y complejo. De momento, ya hay prevista reuniones con la consejera de Ordenación del Territorio. Asimismo, Juan Manuel Bermúdez ha mencionado que otra de las patas inaprensibles para la resolución de este problema es la disciplina urbanística, para evitar nuevas construcciones irregulares en el campo, y que en fechas próximas expondrán las medidas al respecto.